SOCIETY

Proyecto de Araya Rodríguez
Del 15 de julio al 27 de septiembre de 2015
Espacio de Arte Experimental.

El proyecto de la artista Araya Rodríguez se sitúa a caballo entre varias disciplinas
plásticas como la instalación, la fotografía o el vídeo, aunque, como conjunto, la
muestra se centra en provocar sensaciones y reflexiones dentro de un espacio
envolvente. La autora nos invita a sumergirnos en un habitáculo cotidiano que bien
podría representar el espacio de nuestra propia habitación. Pero, a diferencia de
cualquiera de estos lugares privados donde puede percibirse el carácter de sus
moradores, mediante las huellas de quienes los habitan, en este espacio propuesto
nos sentimos a un tiempo invadidos y abrumados por el exceso de información
mediática que se despliega ante nuestros ojos.
El mobiliario, las paredes, el suelo e incluso los vestidos que cuelgan de varios
maniquíes a la entrada de la exposición, aparecen literalmente forrados de noticias
de periódico, que consiguen camuflar la decoración y borrar cualquier posible seña
de identidad para convertir el lugar en un espacio del anonimato, como lo definiría
Marc Augé. Sin personalidad alguna, la verdadera protagonista del espacio es ahora
la acumulación caótica y absurda de información. Este territorio, aparentemente
privado, ha perdido paradójicamente cualquier atisbo de intimidad. Todo ha quedado
invadido por el bombardeo indiscriminado de noticias provenientes del mundo
exterior. Como consecuencia de esa “Sociedad del espectáculo” que habitamos, un
concepto acuñado por Guy Debord, esos lugares acaban por confundir intimidad y
extimidad en un mismo ámbito de convivencia. E incluso nosotros mismos también
acabamos por formar parte de ese mismo “circo” del que somos espectadores. Sin
apenas darnos cuenta, coexistimos diariamente con ese excedente de información
como una parte más del “decorado” en el que se ha convertido nuestro espacio
privado. El ruido mediático que genera ese excedente ha terminado por periclitar
nuestra experiencia directa con el mundo para transformarla ahora en una relación
dominada por los medios de comunicación.
Con esta exposición Araya Rodríguez nos hace conscientes de este proceso
creciente de despersonalización de nuestro espacio privado, donde alcanzan los
tentáculos de la telerrealidad y las redes sociales, y donde se ha transformado ya
para siempre nuestra forma de entender la intimidad.
José Gómez Isla