Re-valoraciones

 

Proyecto de Patricia Jiménez
17.04.13 / 12.05.13
Espacio de Arte Experimental.

 

IMG_1001 IMG_1002

Los dioses occidentales, creados a imagen y semejaza del hombre, nunca renunciaron a la divinidad corpórea. A los mortales ese capricho nos ha condenado a una insatisfacción eterna, nuestros cuerpos nunca alcanzarán la redención formal que les atribuimos a nuestros creadores.
La belleza reconocible fue un canon impuesto precisamente a través del arte, la filosofía y la estatuaria griegas ya creían firmemente en los paralelismos entre forma y significado, entre rasgo y personalidad. Ahora nosotros, gracias a las tecnologías digitales, hemos perfeccionado esa perversión desde las portadas semanales y los rostros retocados. Nuestra imagen corporal, hoy más que nunca, parece destinada a dominar nuestras mentes.
Patricia Jiménez nos propone sondear en esa identidad perdida. Algunas de sus piezas referencian un tiempo personal devastador, cuando naufragaba en un mundo basado en un modelo ideal, creado por ese concepto tan común de la belleza primaria. En otras obras, sin embargo, se propone emprender el siguiente paso dado: el de la complicidad en que deberíamos educarnos, la del cuerpo propio como única realidad aceptable.
En todas estas obras Patricia expresa su intimidad a través de la piel; su imagen aparece siempre reflejada en materiales, igualmente traslúcidos y sutiles: acetatos electrografiados y procesos interdisciplinares con los que experimenta hasta encontrar su acoplamiento al mensaje trasmitido.
La artista se convierte así en un narrador de su vida, buscando deliberadamente el encuentro emocional y hasta sentimental con el espectador. Para ello no duda en usarse a si misma como instrumento para confeccionar mundos paralelos reales o aceptados como verdaderos. Sobre su epidermis escribe los mensajes que trasforman la anatomía en algo mas que un contenedor, capaz de liberar su destino inmaterial.
José Luis Pajares